UCI

NoticiasTodas las noticias

Durante la visita de la JAN a la exposición de proyectos extensionistas, los expertos Dr.C. Godofredo Garay y Dr.C. Claudio Arias, accedieron a conversar sobre el proceso de acreditación. Foto: Alberto Medina Cruz.

Dos evaluadores amplían sobre la acreditación

Nancy Pérez Medina |
06 de Diciembre de 2017 / 3:00 pm
Durante la visita de la JAN a la exposición de proyectos extensionistas, los expertos Dr.C. Godofredo Garay y Dr.C. Claudio Arias, accedieron a conversar sobre el proceso de acreditación

Durante la visita de la JAN a la exposición de proyectos extensionistas, los expertos Dr.C. Godofredo Garay y Dr.C. Claudio Arias, accedieron a conversar sobre el proceso de acreditación. Foto: Alberto Medina Cruz.

Aunque conocemos la importancia que tiene la acreditación de un centro de educación superior, quisimos ampliar sobre el tema, aprovechando la visita a la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) de expertos de la Junta de Acreditación Nacional (JAN) que durante la actual semana nos evalúan.

A propósito de que la UCI pueda ser acreditada a solo 15 años de su fundación, conversamos con el Dr.C. Claudio Arias Salazar, profesor de la Universidad de Granma y único representante de esa provincia en la UCI, quien evalúa Historia, Marxismo y Economía Política, y con el  Dr.C. Godofredo Garay Álvarez, educador de la Universidad de Camagüey, evaluador de todas las variables en la Facultad 4, en el docente José Antonio Echeverría.

Nos explicaron que este proceso es una necesidad para todas las universidades del mundo y que, aunque todas las de Cuba están en la categoría de Autorizadas cuando comienzan a funcionar, porque tiene los requisitos necesarios para ello, es necesario que sigan creciendo por la escala de los diferentes niveles de acreditación.

Amplían que el proceso desempeña un papel importantísimo para escalar peldaños porque se mide cómo van creciendo todos los indicadores que exige el Ministerio de Educación Superior (MES) para llegar a la Excelencia.

Aseguran que los resultados de la evaluación van a repercutir en la calidad de la institución y en el impacto que tiene en la comunidad y en general en la educación de nuestro país.

Respecto a la UCI, dicen que es una universidad joven que ha crecido con muchas más condiciones que otras, con un claustro de profesores expertos que han venido de otros centros del país y de jóvenes egresados de la institución. Objetivamente, hay condiciones para acreditarse.

“Ustedes, afirma Arias Salazar, tienen muchas cosas lindas; pero, lógicamente, todos los procesos poseen detalles buenos y malos, con insuficiencias a superar dialécticamente. Lo importante es que la JAN detecte las debilidades, y así puedan perfeccionar cada proyecto. En las contradicciones es donde está el desarrollo.”

Garay Álvarez completa la idea: “Creemos que analizar los procesos internos de la Universidad, tanto en el pregrado y el posgrado, como en la investigación y la producción, va  a aumentar los niveles de calidad, lo cual significará que los egresados tengan una mejor inserción en la sociedad”.

Concluye la conversación con el agradecimiento de ambos evaluadores sobre la acogida que han tenido en la UCI, donde se sienten como en sus propias universidades. Destacan la amabilidad, el respeto y la excelente interacción con los estudiantes. Comentan que la comunidad siempre muestra una cara alegre y extiende la mano para darles el mejor trato.

Aunque, aclaran, a la hora de la evaluación, primará la objetividad.